Uruguay y su Jardín Botánico en Montevideo

Hoy en #uruguaypordentro la tercera parte del Jardín Botánico.

El museo botánico

El museo constituye una unidad lógica con el jardín, es el ámbito de trabajo del laboratorio del personal técnico de la institución.

Este que cuenta con una Biblioteca especializada con obras de consulta, colecciones de publicaciones periódicas recibidas de otras Instituciones y libros de texto de divulgación en distintos niveles.

El Herbario reúne muestras secas de especies vegetales silvestres y cultivadas, clasificadas y ordenadas por familia, según normas científicas estabilizadas.

La colección carpológica donde son exhibidas una gran variedad de frutos secos.

Además cuenta con muestras de maderas de árboles indígenas, paneles didácticos, colecciones de diapositivas, entre otras.

Atilio Lombardo  (1902-1984)

Sabio botánico, autodidacta, que dedicó su vida al estudio científico de las plantas, especialmente a la taxonomía.

Recibió su formación inicial vinculada al conocimiento del Reino Vegetal en la Escuela Municipal de Jardinería de Montevideo y egreso de ella en el año 1919.

Su labor tiene una gran trascendencia en el Jardín Botánico de Montevideo del cual fue Director entre los años 1940 y 1973 y Director  Honorario posteriormente.

El trabajo de Atilio Lombardo

Fue responsable principal de la estructura de sus importantes colecciones de plantas vivas. Así como de parte sustancial del herbario de la Institución, que actualmente incluye también el Herbario Atilio Lombardo.

Sus trabajos de investigación y su dedicación a la docencia y a la divulgación del conocimiento de las plantas. Han contribuido de manera muy importante a la formación de jóvenes botánicos.

Sus condiciones personales, unidas a la afectividad y generosidad con que impartir sus enseñanzas han estimulado sin duda el interés de mucha gente por la Botánica y de manera muy particular por nuestras plantas indígenas.

Su trabajo como profesor

Fue profesor de Botánica en la Escuela Municipal de Jardinería y posteriormente en la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República, donde le fue otorgado el título de Profesor Emérito en atención a su destacada labor docente y su valiosa y extensa producción científica.

Fue autor de numerosos trabajos botánicos en publicaciones nacionales y extranjeras y de diversos libros. En los que su condición de botánico consumado unió su notable habilidad de dibujante de plantas.

En reconocimiento y homenaje a su memoria, el Museo y Jardín Botánico Municipal de Montevideo lleva su nombre. De acuerdo a lo establecido por la resolución del 16 de abril de 1985 por la Intendencia Municipal.

Imágenes cortesía de: jardinbotanico.montevideo.gub.uy

Deja un comentario